OJO SECO | EN LOS MESES MÁS CALUROSOS

El ojo seco es uno de los problemas oculares más comunes durante los meses estivales del año. El picor, escozor e incluso la dificultad de abrir los ojos por la mañana son solo algunos de los síntomas que presenta este trastorno de la vista. Conocer las causas y sus síntomas te ayudará a prevenir la aparición de esta molestia.

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

En primer lugar, tienes que saber que el ojo seco se da cuando el lagrimal no produce la suficiente cantidad de lágrimas, o estas son de calidad pobre. Las lágrimas tienen la función de humedecer y lavar la superficie ocular para mantenerla limpia de polvo o microorganismos que puedan dañar la córnea, provocando infecciones oculares. En concreto, el ojo seco puede surgir a raíz de factores como los siguientes.

• Factores internos: Baja frecuencia de parpadeo, uso prolongado de pantallas o dispositivos electrónicos, ciertos medicamentos, envejecimiento de los párpados, problemas hormonales o tareas que requieren una alta atención visual. • Factores externos: Se trata de las condiciones medioambientales propias de ciertos entornos, como puede ser tu lugar de trabajo, en los que exista una exposición mayor al aire acondicionado, a productos químicos e incluso al polvo ambiental.

Síntomas del ojo seco

• Picor, escozor y enrojecimiento de uno u ambos ojos.

• Sensación de tener arenilla dentro del ojo y dificultad para abrirlo por las mañanas.

• Sequedad ocular y fatiga visual.

• Inflamación de los párpados. más conocida como blefaritis.

• Sensibilidad ante la luz y ante las corrientes de aire.

¿Cómo prevenir el ojo seco?

Si te preguntas cómo prevenir el ojo seco, lo cierto es que, afortunadamente, hay varias formas sencillas de hacerlo. Y sus molestos síntomas se acentúan en verano, por lo que no está de más que las conozcas. Presta mucha atención a las siguientes líneas.

Lágrimas artificiales

Imitan la composición de la lágrima del ojo, son inocuas y, aunque existen variedad de soluciones, como las que contienen ácido hialurónico, el especialista será el encargado de recomendarte las más adecuadas según tu caso.

Dieta equilibrada

Junto a la ingesta de pescado azul, frutos secos u otros alimentos ricos en omega 3, las verduras y hortalizas como el brócoli o la zanahoria, ricos en vitamina A, ayudan a paliar los síntomas.

Evita los ambientes demasiado secos

El uso de humidificadores te ayudará a mejorar la calidad del ambiente en invierno; durante el verano, intenta controlar la exposición al aire acondicionado.

Huye del humo

Y no solo del de los cigarrillos, sino también del provocado por la contaminación, ya que este puede aumentar la sequedad e irritación ocular.

Descansa la vista

Si pasas muchas horas frente al ordenador, descansa cada media hora y parpadea durante medio minuto de forma reiterativa.

Cómo ves, el ojo seco es un trastorno ocular fácil de detectar y sencillo de tratar si su diagnóstico es precoz. Recuerda que cuidar la vista es muy importante, ¡no lo dejes para más tarde!

También te puede interesar